3 y 6 Cuotas Sin Interés - Envío gratis con tu compra superior a $8000

TIPS PARA CALMAR A UN NIÑ@ ANGUSTIADO

Ser un niño realmente puede sentirse difícil a veces, especialmente porque los niños pequeños están empezando su etapa de desarrollo. Todavía no han dominado la capacidad de regular sus emociones o lidiar con el estrés. Por lo tanto, cuando se sientan abrumados y comiencen a sentir emociones grandes y fuertes, van a aparecer los caprichos, las lágrimas, los lloriqueos y otras formas para llamar la atención.
La buena noticia para los padres es que, con un poco de tiempo, práctica y paciencia, podemos enseñar a nuestros hijos diferentes maneras de lidiar y atravesar algunas de esas emociones. Aquí hay algunas cosas que podemos implementar para ayudar a calmar a un niño enojado o molesto. Muchos de estos tips, también funcionarán para adultos, y a todos nos vendría bien una actualización de buenas estrategias para calmar la angustia, de vez en cuando.

Primeros pasos
Cuando tu hijo pequeño se molesta, uno de los mejores consejos, es separarlo del entorno que desencadenó el enojo. Si estás en una tienda, salí de la tienda tan pronto como puedas. Si estás en casa, trasladate a una habitación diferente si es que podés.
Entonces es posible que puedas hacer que se calme con un corto ejercicio de respiración. Próbalo con ellos: inhala durante un conteo de tres, manténganlo durante el mismo conteo de tres y luego suelten el aire durante tres segundos. Repitan este ejercicio, hasta que los gritos disminuyan. A veces es tan simple como esto.
Aquí hay algunas otras cosas que pueden ayudar:

Pensemos en cómo están realmente nuestros hijos
¿Tu hijo tiene hambre? ¿Sed? ¿Cansado? Hay muchos factores que hacen que regular las emociones sea un desafío para cualquiera, por no hablar de un niño pequeño que no está acostumbrado a hacerlo. Tratemos de darle a nuestros pequeños una taza pequeña de agua, leche tibia o tal vez algo pequeño para comer.
Dejemos que usen sus manos
Una estrategia es colocar lápices de colores o lápices de colores y papel y dejar que tu hijo pinte libremente. También podés hacer que jueguen con masa de juguete o arena cinética, o para una actividad menos desordenada, con bloques Cada uno de estos elementos pueden proporcionar una distracción divertida y activa, además, pueden proporcionar una salida creativa para las emociones que se pueden utilizar a lo largo de la vida.

Soplemos burbujas
Los niños pequeños no se cansan de las burbujas. Es una manera sencilla de distraer a tu hijo de lo que lo molestó en primer lugar y también puede animarlo a respirar más lentamente.

Dejemos que se calmen por su cuenta.
En última instancia, esperar que pase el llanto y el capricho, le permite a tu hijo salir de todas sus frustraciones y calmarse por su cuenta. Esto puede empoderarlos para que aprendan a procesar la emoción solos.

Escuchemos algunas canciones
La música puede tener un poderoso efecto calmante en casi todo el mundo. Dejemos, que tu hijo elija su canción favorita para escuchar.

Pongamos el cuerpo en movimiento
Practiquemos junto a nuestros pequeños algunos estiramientos de yoga o demos un paseo por la habitación o la casa. Moverse puede ayudar a sincronizar la respiración y el cuerpo, de manera similar a un ejercicio de conteo o respiración, pero sin que se den cuenta conscientemente de ello.

Más abrazos
A veces los niños solo necesitan sentir la calidez y la comodidad del abrazo de sus padres. No importa lo que desencadena su enojo, no subestimemos el poder de simplemente envolverlos en nuestros brazos por unos momentos.

Descubramos juntos qué funciona mejor
Hacer frente a las emociones lleva tiempo y práctica, y nosotros como adultos, estamos para dar un buen ejemplo, tanto en el momento preciso como en la vida en general. Si tu hijo pequeño se siente abrumado, asegúrate de hacer una pausa, escuchar y ver la situación a través de sus ojos.
Estas ideas son sólo el comienzo. Piensen en qué estrategias calmantes funcionan mejor para vos, luego trata de adaptarlas para ayudar a tu hijo pequeño.
Muy pronto, esas emociones grandes y abrumadoras comenzarán a sentirse un poco más pequeñas y manejables.

#CartersArgentina #Lifewithkids #Carters #Oshkosh