3 y 6 Cuotas Sin Interés - Envío gratis a partir de $18.000

Titulo del Post

Los primeros meses de vida de tu bebé están repletos de hitos emocionantes, y ver a tu bebé dar sus primeros pasos tambaleantes por su cuenta es sin duda uno de los más grandes momentos. Pero como cada bebé es diferente, puede ser difícil identificar exactamente cuándo estarán listos, ¡y cuándo debes tener el celu en la mano para capturar ese momento especial! Si tu pequeño ha dominado el gateo pero no está en camino a caminar, lo más probable es que llegue el momento más temprano que tarde. Aquí hay algunas señales a tener en cuenta y algunos consejos para fomentar su desarrollo, paso a paso.

¿CUÁNDO PODÉS ESPERARLO?
Muchos expertos dicen que, en general, los bebés comenzarán a caminar alrededor de su primer cumpleaños. Esos primeros pasos suelen ocurrir entre los 8 y los 18 meses. Caminar requiere mucha fuerza, coordinación y equilibrio, y los bebés desarrollan estas habilidades a diferentes edades. Pero incluso si parece que tu bebé está tomando un poco más de tiempo que sus compañeros, por lo general no hay necesidad de preocuparse hasta alrededor de los 18 meses.

SEÑALES DE QUE TU BEBÉ COMENZARÁ A CAMINAR PRONTO
Comienzan a levantarse para ponerse de pie
Si ves con frecuencia a tu hijo usando muebles o cualquier otro objeto cerca para ayudarlo a ponerse de pie, está en camino. Incluso pueden comenzar a tratar de dar uno o dos pasos mientras se aferran antes de volver a sentarse.
Comienzan a estar seguros por su cuenta.
Una vez que tu bebé haya hecho innumerables dominadas usando diferentes muebles alrededor de la casa, pronto habrá desarrollado la fuerza muscular y el equilibrio para mantenerse solo.
Comienzan a cambiar su peso de un pie al otro.
El equilibrio y la transferencia de peso son muy importantes al caminar. Si tu bebé está de pie (con o sin apoyo externo) y comienza a cambiar visiblemente su peso de pie a pie, es otra señal de que puede comenzar a tratar de dar esos primeros pasos por su cuenta.
Comienzan a caminar con un poco de ayuda.
Ya sea que esa ayuda sea de mamá o papá o de un juguete de empuje, tu bebé ganará la memoria muscular y la confianza necesarias para atacar por su cuenta en poco tiempo.
Comienzan a ponerse quisquillosos e inquietos.
Esta es una señal menos obvia, pero buena a tener en cuenta. Tu bebé puede sentirse frustrado por sus intentos fallidos, un poco cansado de esforzarse o simplemente pasar por mucho desde un punto de vista del desarrollo. Lo más probable es que sea una mezcla de los tres, y pronto podría ser seguido por el dulce triunfo de dar finalmente esos primeros pasos.

CÓMO ANIMAR A TU HIJO A CAMINAR
Antes de que tu hijo dé esos primeros pasos trascendentales por su cuenta, probablemente habrá bastantes intentos fallidos. Cuando sea posible, tratá de registrar sus intentos. Obtendrás algunas fotos de acción lindas, y es más probable que tengas tu cámara a mano para el inevitable triunfo cuando llegue. Mientras tanto, estos consejos ayudarán a fomentar su desarrollo. Celebrá sus triunfos.
Incluso las pequeñas victorias se sentirán enormes para tu pequeño, y merecen ser reconocidos por su arduo trabajo.
Fomentá su sentido de la curiosidad.
Dejá que exploren su entorno tanto como sea posible y sé paciente con ellos cuando caigan. Asegurate de que sepan que está bien tener un momento "uh-oh" y que todavía los mantiene sanos y salvos.
Es importante que tengan mucho apoyo.
Si tu pequeño intenta dar unos pasos mientras se aferra a vos o a los muebles, dale muchas oportunidades. ¡Sólo asegúrate de que todos los muebles estén a prueba de bebés, sean estables y no corra el riesgo de volcarse!
Pedile a tu bebé que camine hacia vos.
Intentá ponerte de pie o sentarte un poco lejos de tu bebé. Entonces pedí que caminen hacia vos. Pueden ser un poco inestables y caer (mucho), pero pronto, llegarán cada vez más lejos con cada intento.
Motívalos con sus juguetes favoritos.
En esa misma línea, poné los juguetes favoritos de tu bebé fuera del alcance o al otro lado de la habitación. Una vez que se hayan abierto camino, ya sea gateando o tambaleándose con ayuda adicional, repetí el juego.
Juguete de empuje.
Los juguetes push pueden ayudar a los bebés a desarrollar los músculos y las habilidades motoras necesarias para caminar de forma independiente, al tiempo que les dan un poco más de movilidad y confianza.
Una vez que tu bebé da esos primeros pasos por su cuenta, es el comienzo de una nueva etapa de su desarrollo. Es emocionante y probablemente un poco nervioso. Pero recordá, los golpes y caídas son normales. Caminar es difícil al principio, y los bebés no han aprendido a controlar sus cuerpos. Con un poco de paciencia, serán completamente móviles y entrarán en todo tipo de nuevas aventuras, y habrás entrado en una nueva etapa de maternidad o paternidad.

#CartersArgentina #Lifewithkids #Carters #Oshkosh